CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

E. B.

El batik lo conocí en mis años de juventud, lo estudié, lo apliqué, lo experimenté, creando nuevas técnicas y realizando desfiles de moda y exposiciones de mis creaciones. He dictado varios talleres en diferentes ciudades del Perú y del extranjero....

MAKING BATIK

Loading...

martes, 6 de enero de 2009

APRENDE BATIK



APRENDE BATIK
(EB-19 de diciembre de 2008)


Se me ha preguntado muchas veces si es necesario para aprender las técnicas del batik, ir a una escuela de arte. Es decir, si hay que saber dibujar, tener conocimientos de teoría del color, figura humana, etc. y siempre respondo que no.

Hay un desconocimiento en la gente sobre lo que es aprender esta técnica, y otra el ser creativo, o poseer recursos que contribuyan a realizar mejor una tarea artística.



Para el batik existe técnicas aplicables, muchas de ellas dependen de la creatividad personal de determinado instrumento, molde, u otro, que al darle uso, su resultado es agradable. Por ejemplo, deseo usar sólo pinceles. Los debo tener de cerda gruesa, porque son los más resistentes al calor de la cera (jamás dejarlos sumergidos en esta). Estos pinceles pueden ser de diferente número o tamaño. Podemos crear un diseño a base del grosor de los que tenemos disponibles.

Las rayas aparte de mantener diferente ancho, pueden también seguir distinta dirección o la misma, pueden ir variando de color, etc. Al final el diseño será aplicable y aceptable.

Si usamos moldes u objetos circulares, podemos jugar con el diámetro, los colores, la dirección, el positivo-negativo,. etc. Puede ser el diámetro de platos de diferente uso (te, entrada, sopa, de fondo) y combinarlos, para haciendo así una composición circular geometrizada, pueda evocar formas a nuestro gusto. Podemos crear geometrías, con resultados sorprendentes.



En otro caso la composición puede ser “seriada” es decir usar un solo elemento repetido en hilera vertical u horizontal (árbol, casa, animal, flor, cosa, etc.), que nos deje un elaborado sentimiento que hacemos las cosas mejor.

Reprocesar los pasos del batikado, cuando una tela no tiñe bien, o no nos agrada el resultado final, puede ser un excelente recurso para lograr lo que ansiamos. Es decir, crear con nuevos colores, más formas, sobre las que ya existen.


Finalmente, un trazo con diferente grosor de pincel y cera, a distinta dirección, con formas que pueden o no repetirse, pasando cada vez que enceramos por un color, dará resultados gratificantes.

Recuerden que en el batik, todo es una “sorpresa” hasta que retirando la cera, descubrimos su resultado o “arte final” de esta maravillosa técnica.


No hay comentarios: